domingo, 11 de octubre de 2015

Semana de la Cultura y/o Fiesta de los Inicios


 Desde hace 37 años se celebra cada octubre la Semana de la Cultura, momento para que todas las instituciones culturales del municipio realicen actividades que, por su calidad e impacto en la población, le den más vida  a la ciudad en esa etapa que se hace coincidir con el 10 de octubre, fecha que marca el inicio de las luchas independentistas. Y por esa coincidencia que tiene mucho que ver con el hecho de que La Demajagua, sitio que fuera testigo de tan trascendental acontecimiento, está en nuestro municipio, se decidió a partir de  este año celebrar en esta fecha la Fiesta de los Inicios -nombre que a mí en lo particluar no me gusta- creando un poco de confusión en quienes se responsabilizaron con ¿ambos? eventos y en la divulgación de los mismos. En verdad no se si hablar en plural o en singular, porque yo pude apreciar un solo evento con dos nombres, no distinguí entre uno y otro.

A mí modo de ver, como manzanillera, no se creó el pretendido ambiente en las calles que rodean el parque Carlos Manuel de Céspedes: calle de los libros, calle culinaria, calle del deporte, calle de las exposiciones. Que cuando se hizo algo, era solo en una cuadra de la calle, o por ejemplo, los libros estaban en los corredores de la Casa de Cultura, como ocurre todos los días, haya o no Semana de la Cultura o Fiesta de los Inicios; de las exposiciones, alguna que otra muy pobre, destacando que los estudiantes sacaron la cara con una expo de sus círculos de interés y sociedades científicas que me pareció bien, y creo cumplió su objetivo, el resto al igual que con los libros, una muestra que solo ocupó una pequeña área del corredor frente a la Galería de Arte o el Museo Municipal. En fin, lo de "calle de..." me resultó pretencioso, aunque la idea, tal vez no sea tan mala.
Una de las actividades más logradas fue la nombrada Fiesta de las Tradiciones que se realizó en toda el área que ocupa el boulevar donde estuvieron presentes algunas de las llamadas tradiciones manzanilleras y se sumaron otras exposiciones que dieron colorido y sobre todo, la posibilidad de adquirir algunos productos a quienes estuvimos por allí. Había liseta, ron Pinilla, espiritismo de cordón, dulces, panes, comida criolla, cocteles, pajaritos...
En verdad estuve en pocas actividades, la referencia de la Gala de Apertura es que estuvo aceptable, la gala de Clausura anoche con un audio demasiado alto que molestaba a quienes estábamos en primera fila, y hasta en segunda y en tercera, una pantalla -con un uso mínimo e insignificante- que no permitió que en las imágenes saliera nuestra Glorieta en todo su esplendor y la interpretación de nuestros cantantes locales con muy buena calidad, aunque a mí no me gustaran algunas canciones. El Pergamino de la Ciudad fue para la Escuela de Música, muy merecido por el trabajo que realizan y para Pedro Rivero -hijo- que sin desmeritar toda su obra que también considero es merecedora de este premio que reconoce la labor por su ciudad, creo podía esperar unos añitos más y entregarle a otros como a su padre Pedrito Rivero, a Lino Borbolla, Ernesto Martínez Robles, por solo mencionar algunos a los que se suma una lista de profesionales  distinguidos que hjan dedicado toda una vida al desarrollo cultural del municipio. Y me refiero a profesionales de cualquier rama, no solo los relacionados con las manifestaciones artisticas. Pero bueno, espero haya tiempo para todos y todas, por ahora felicitaciones para Pedrito y que siga triunfando con su grupo musical, él es excelente músico.
No puedo dejar de mencionar que lamento mucho que este año no se hiciera el Salón 10 de octubre, considerado el más importante de las artes plásticas en la ciudad. De las razones he escuchado algo, pero no tengo toda la certeza como para emitir un criterio, pero sí, que fue una pena que no se pudiera disfrutar de esta exposición.
En fin, que la semana de la cultura (llamada también este año Fiesta de los Inicios) siempre es un buen pretexto para reunirse, como sucedió con el simposio de identidad que contó con la presencia de Olga Portuondo, o el taller de edición de libros, y por que no?, la presencia de grupos musicales preferidos sobre todo por los jóvenes como Qva Libre, y otras que ocurrieron por estos días. Queda la experiencia y tal vez los organizadores deban pensar en un programa menos ambicioso pero realizable y garantizar la calidad de las actividades, este año se anunciaron más de 200 ¿?.
Esperemos el próximo año, que según se dijo, la Semana de la Cultura será en julio coincidiendo con el aniversario de fundación de la ciudad y la Fiesta de los Inicios se mantendrá por esta fecha, dos eventos culturales que, si se organizan adecuadamente y con los pies sobre la tierra, pueden ser jornadas exitosas para disfrutar por la mayoría de los pobladores de esta ciudad mar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si va a opinar, hágalo de manera respetuosa. No publico palabras ofensivas. Gracias