viernes, 19 de enero de 2018

La música, las letras y los cumpleaños infantiles



Recientemente estuve en un cumpleaños de una niña donde,  para satisfacción de un grupo no reducido de adultos que por supuesto andaban con sus hijos o nietos, una pequeña de apenas dos años tarareaba y bailaba, mientras que otras de siete y ocho cantaban todo el tema y bailaban con una soltura admirable.  Hasta ahí todo parece bien, y estoy segura que para muchos es normal y hasta van a encontrar mi opinión exagerada, por eso antes de emitir otro criterio copio aquí la letra de la canción protagonista de la historia: 
A mí me gusta que me traten como dama
Aunque a veces se me olvide cuando estamos en la cama
A mí me gusta que me digan poesía
Al oído por la noche cuando hacemos groserías
Me gusta un caballero, que sea interesante
Que sea un buen amigo, pero más un buen amante
¿Qué importan unos años de más?
A mí me gustan mayores
De esos que llaman señores
De los que te abren la puerta y te mandan flores
A mí me gustan más grandes
Que no me quepa en la boca
Los besos que quiera darme y que me vuelva loca
Loca, whoah oh, oh, oh
Loca, whoah oh, oh, oh

martes, 16 de enero de 2018

Alazanes por el título

Foto tomada de La Demajagua // Rafael Martínez
Me encanta escuchar a las personas hablando de pelota. Cada quien da sus criterios porque si de pelota se trata, todos somos los que más sabemos. Así somos los cubanos! Lo mismo criticamos a Martí por los refuerzos que al otro día decimos que es el mejor, y que "ese sí sabe lo que hace". Pero lo mejor de todo es ese deseo que nos une a granmenses todos, de ver coronados, una vez más, a los Alazanes campeones. Una, porque nos satisface que así sea, nos alegra, nos enaltece el orgullo, lo disfrutamos, y otra para callarle la boca a unos cuantos que ni siquiera veían a los Caballos en la final. 

jueves, 11 de enero de 2018

Aniversario 150 del inicio de las luchas libertarias

Hace varios meses nos reunieron a los periodistas para recibir información sobre la propuesta de remodelación del Parque Nacional La Demajagua. Una detallada información por parte de especialistas de la Oficina de Restauración y Conservación de Patrimonio con imágenes muy atractivas nos dejaron esperanzados otra vez, en un cambio para la querida ciudad.
José Antonio Matilla, director de la institución cultural explicó que se realizará un estudio arqueológico para conservar las ruinas que según revisiones preliminares se encuentran debajo de la capa vegetal existente hoy. También se realizará una modificación importante desde el punto de vista logístico en el Museo que debe de quedar mejor preparado con un área de conservación y restauración atendida por personal especializado.
Se añadirá un salón de protocolo, cafetería y tienda de artesanía y un inmueble socioadministrativo con Biblioteca, Sala de Navegación, y otros servicios para atender a los visitantes. Unido a esto se pretende un mejoramiento de la comunidad donde está ubicado el importante sitio histórico,  y de todos los viales que dan acceso  al lugar.

viernes, 2 de septiembre de 2016

Los Ecos del Ecos

Rocles y Nilda en el programa Ecos del Carnaval 2016 (Foto de Facebook)
Terminó la etapa de vacaciones de verano, y con ella el gustado programa Ecos del Carnaval, un show radial que por 39 años ha constituido una de las principales distracciones para los manzanilleros, en los meses de julio y agosto.
Mi recuerdo más lejano del programa me llega con la voz inconfundible de María del Pilar Ríos anunciando "Ecos, Ecos, Ecos... del carnaval", un eslogan que se mantiene hasta la actualidad y que ya ha pasado por varias voces femeninas como Bárbara Doris, Cruz Ferrer, Marlenka Alarcón y en esta última edición Nilda Baños (al menos que yo recuerde). La imagen de Pepe Luis (José Luis García Barbán) con su sombrerito, atento a todo lo que ocurría en tarima, casi siempre sentado a un lado de los muchachos del sonido, de donde se paraba en ocasiones a dar las órdenes necesarias.

martes, 9 de agosto de 2016

Manzanillo un pasito adelante


Tienda La Violeta para la venta del Fondo de Bienes Culturales y ARTEX
Manzanillo está avanzando, me comentó una amiga parada frente a la recién inaugurada tienda La Violeta. Y sí, ella tiene razón, si tenemos en cuenta que el significado de avanzar es Adelantar, progresar o mejorar en la acción, condición o estado. Estoy de acuerdo, y no cabe la menor duda que algo, más bien "alguito" se ha avanzado, pero, como bien reconociera el miembro del buró del Partido en Manzanillo, y actualmente primer scretario, Calixto Santiesteban, en un reciente recorrido por la ciudad "estamos lejos de lo que queremos".
A los manzanilleros amantes de la ciudad, nos regocija cualquier logro, por pequeño que sea, aunque en honor a la verdad, los que se han obtenido últimamente no son tan pequeños, y lo digo porque, por ejemplo, que en un hospital de un municipio del Oriente de Cuba, se haga una cirugía video endoscópica de cuerdas vocales, novedoso proceder que los ubica a la vanguardia en Granma y entre los primeros del país, no es algo pequeño. Ese es uno de los logros que más nos satisfacen, esos que permiten mejorar la calidad de vida de los cubanos a partir del mejoramiento de los servicios de salud, y por eso también, podemos decir, sin temor a equivocarnos que se avanza cuando se remodela totalmente una sala de un hospital, hace solo unos días en el Celia Sánchez fue reabierto un moderno teatro con circuito cerrado de televisión para exhibir a médicos y estudiantes las operaciones en el salón central, y la sala 2L Servicio de Medicina Interna.¿Que quisiéramos que lo repararan todo? Es verdad. ¿Qué todavía nos parece muy poco? Es verdad. ¿Qué hay áreas que dan pena? también es verdad. Pero ¿qué avanzamos pasito a pasito? ES VERDAD.

martes, 22 de marzo de 2016

Dios te bendiga


Ebenezer padece Sicklemia

Ayer conocí a Ebenezer, un pequeño que quizás por similitud con su nombre se empeña en mostrase como una “roca de ayuda”. Y es que al conocer la historia de Ebenezer, pensamos en la necesidad de ayudarlo, de alentarlo, de animarle, sin embargo, él, en sí mismo es ayuda, aliento y ánimo para los demás. Les cuento:
Llegué hasta la Sala de Oncohematología del Hospital Pediátrico de Manzanillo, antiguo Hospital Caymari, hoy Hermanos Cordovés. No voy a negar que al entrar en aquel lugar sentí que mi cuerpo se estremeció, por el recuerdo inevitable de lo que implica estar ahí, no ahora como visitante, sino como paciente de oncología. Un escalofrío que trajo hasta mi mente la sensación de los sueros salvadores, me hizo sentir pena, por qué no decirlo, pena de aquellos pequeños que ya enfrentan la odiosa enfermedad.
Una sala limpia, escrupulosamente limpia, cualquiera diría que acogedora.  Y en uno de los cuartos estaba Ebenezer.

jueves, 3 de marzo de 2016

No me moleste mosquito...

Operario de la Campaña Antivectorial fumigando
Lo de dormir con mosquitero, más que un gusto, es una necesidad, porque aunque algunos afirman que el mosquito que infecta solo pica por las mañanas... vale más precaver que tener que lamentar. Y es que la lucha contra el aedes aegyti y el albopictus, lo tiene que abacar todo: las casas, los centros de trabajo, la ciudad, la parte rural, en fin, todo.
Por estos días los miembros de la campaña antivectorial andan bien ocupados luego de la detección de dos focos en el centro de la ciudad. Felizmente todo el proceder está bien diseñado, las medidas que hay que tomar son precisas: destruir los posibles criaderos en los lugares donde se detectaron (Fábrica de coronas, al lado de la Funeraria; y local en construcción del canal comunitario Golfovisión), luego visitar las viviendas, centros de trabajos, lugares públicos, toda el área que abarca 100 metros a la redonda desde donde se ubicaron los focos del vector con el objetivo de eliminar posibles criaderos, orientar una vez más las medidas que hay que tomar en cuanto a la higiene, suministrar el abate, decir otra vez cuáles son los síntomas de las enfermedades y qué hacer en caso de que se manifiesten en alguno de los residentes, además de tomar la temperatura a las personas que viven o permanecen en la manzana donde se ubica el foco, por 21 días consecutivos para detectar a tiempo la aparición de cualquier síntoma. A eso le sigue la fumigación durante tres días consecutivos.