miércoles, 11 de diciembre de 2013

Diciembre para abrir el corazón...

Para mí el mes de diciembre es bueno para el perdón, la reconciliación, la armonía, la paz. Este es el mes en que siempre revisamos metas cumplidas o por cumplir, echamos una mirada atrás para ver que de bueno y que de malo nos ocurrió, para así poder trazar nuevos objetivos.
Ahora las mañanas empiezan a ser fresquitas, buenas para el abrazo, para la caricia. 
Este es un tiempo para unir. Y ahora viene a mi menta la canción de Ricardo Arjona, Puente, "...El tiempo va gastando el reloj de arena en tanto esperar
vamos a hacer un puente un puente hermano...
vamos a unirnos todos con este tumbao

........ 
Puente habrá que hacer un puente,
pa' unir a tanta gente,
en medio del conflicto ha vivido y vive gente
"


Mucho se ha comentado el apretón de manos entre Obama y Raúl, y hay quienes hasta se han insultado por ese simple gesto de educación, que ojalá tuviera otros significados porque de seguro que todos los cubanos y cubanas donde quiera que estemos ganaremos si se establecen buenas relaciones, basadas en el respeto, entre estas dos orillas de un mismo mar.  Yo sé que acá y allá a algunos no les conviene porque de ganar la paz y la armonía, se les acaba el negocio. Tiempo al tiempo.

martes, 10 de diciembre de 2013

Derechos Humanos

Hoy es 10 de diciembre y se habla en internet de derechos humanos. Me he dado cuenta que a  veces las personas acá, no tienen idea de cuáles son sus derechos,  ni a qué se refieren cuando les dicen derechos humanos, hay quienes lamentablemente solo piensan en los grupos de disidentes que se autodenominan grupos de los derechos humanos, pero que en realidad no sé que tan humanos son cuando hacen algunas acciones que dañan directamente al pueblo, a mi familia, a tu familia, a la familia de cualquier cubano de a pie, como se dice vulgarmente.
 Sucede que son derechos tan evidentes que se pasan por alto. hagamos un breve recuento.
Primero, se definen como derechos humanos: Derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición.
 Ahora, en estos momentos, eso está clarísimo, hoy por hoy, todos y todas tenemos los mismos derechos independientemente de religión, colorcito de la piel, hasta de preferencia sexual, independientemente de todo.