martes, 30 de agosto de 2011

Terminaron los carnavales!

Como siempre los carnavales estuvieron muy buenos para unos, muy malos para otros y más o menos para la gran mayoría. Para mí en particular, me sumo a los que dicen que más o menos, porque aunque la economía no estaba muy buena por casa, salimos y nos divertimos dentro de lo que se pudo, porque la verdad que para arroyar detrás de una conga no hace falta dinero, y como teníamos que trabajar no bebimos, nos concentramos en complacer a Lili que una vez más prefirió el parque Vallespín con los aparatos y pasear por "los catres" para ver qué le gustaba. Y ella sabe que puede pedir y $i hay se le compra, pero si no, no hay problemas.