jueves, 22 de octubre de 2015

Mi aventura con la wifi




Con la apertura de la zona wifi en el paseo manzanillero, se me ocurrió decirle a mami que, para el cumpleaños de mi tía –su hermana-  iba a buscar una webcam para que le hiciera una video llamada. Hasta ese momento yo no sabía q          ue desde mi conexión no tenía acceso a ese servicio, que solo era desde la zona wifi y utilizando el Imo.
La idea me surgió en cuanto vi la alegría de las personas que, olvidadas de que están en la vía pública, hablan a gritos a la pantalla del celular, con una emoción indescriptible al ver a sus seres queridos acercados por la magia de la Internet. Ahí mismo fue donde me propuse conseguir una webcam, instalar un programa y conversar con la familia que vive en la otra orilla, pero me llevé tremendo chasco, cuando, con la webcam conseguida me cansé de probar, de instalar y desinstalar sin lograr nada. Hasta que alguien me comentó que no perdiera más el tiempo, que ETECSA no me permite desde mi conexión hacer video llamadas.
El problema es que ya se lo había anunciado a mami, y aunque le  insistí en que  “iba a intentarlo”, ella lo dio por un hecho y orgullosa y hasta un poquito “charlatana” decía a todo el mundo que el 13 de agosto le iba a dar una sorpresa a su hermana porque yo iba a conectar la wifi para que ella hablara. ¡En que lío me metí! ¿Cómo explicarle a mi mamá con sus 78 años de edad lo que había sucedido? Ya ella había avisado a mis primas y a su hermano para que también vinieran.