jueves, 3 de marzo de 2016

No me moleste mosquito...

Operario de la Campaña Antivectorial fumigando
Lo de dormir con mosquitero, más que un gusto, es una necesidad, porque aunque algunos afirman que el mosquito que infecta solo pica por las mañanas... vale más precaver que tener que lamentar. Y es que la lucha contra el aedes aegyti y el albopictus, lo tiene que abacar todo: las casas, los centros de trabajo, la ciudad, la parte rural, en fin, todo.
Por estos días los miembros de la campaña antivectorial andan bien ocupados luego de la detección de dos focos en el centro de la ciudad. Felizmente todo el proceder está bien diseñado, las medidas que hay que tomar son precisas: destruir los posibles criaderos en los lugares donde se detectaron (Fábrica de coronas, al lado de la Funeraria; y local en construcción del canal comunitario Golfovisión), luego visitar las viviendas, centros de trabajos, lugares públicos, toda el área que abarca 100 metros a la redonda desde donde se ubicaron los focos del vector con el objetivo de eliminar posibles criaderos, orientar una vez más las medidas que hay que tomar en cuanto a la higiene, suministrar el abate, decir otra vez cuáles son los síntomas de las enfermedades y qué hacer en caso de que se manifiesten en alguno de los residentes, además de tomar la temperatura a las personas que viven o permanecen en la manzana donde se ubica el foco, por 21 días consecutivos para detectar a tiempo la aparición de cualquier síntoma. A eso le sigue la fumigación durante tres días consecutivos.

Como parte de la prevención se realizan a nivel de barrio las audiencias sanitarias, lideradas por los especialistas de Higiene y Epidemiología. Diariamente se hace un chequeo de la situación del municipio, en cuanto a fosas con problemas, y otros aspectos detectados por los miembros de esta institución. Se está haciendo una higienización por barrios informando a la gente cuándo pueden sacar las basuras de su patio, los tarecos para que el carro los vote. Siguen las visitas a los hogares y la información a través de la radio y el canal de televisión locales. 
Depósito de basura ubicado al lado del Mercado Agropecuario La Kaba
Todo eso está muy bien, y en ese sentido, lo que queda es que cada quien asuma la tarea que le toca con responsabilidad, no puede ser que a alguien le moleste que llegue el encargado de revisar su vivienda, (los que jocosamente llamamos mosquitos), no puede ser que algunos de estos compañeros se limiten a pedir el papel donde queda la constancia de la  visita sin revisar nada, no puede ser que estando la caja para echar la basura en lugares como el mercado La Kaba, los vecinos del lugar la echen fuera y se arme la suciedad enseguida, como tampoco puede suceder que esté la caja llena y por una razón u otra no pase el carro encargado de llevarse esa basura y desocuparla para evitar que se eche la basura fuera. Es responsabilidad de cada quien, y por el bien de quienes vivimos aquí, hacer el autofocal y eliminar los posibles criaderos en nuestras casas.
Operario revisa un hueco con agua estancada
Pero hay algo que me preocupa mucho. Encontramos un operario de la campaña y lo acompañamos a hacer la revisión en un local y en el patio él destapó un hueco en el piso que estaba tapado con un cartón, donde evidentemente había agua estancada. Salió tremenda mosquitera. -Aquí hay larvas, dijo y linterna en mano comenzó a tratar de sacar una muestra para analizarla. Le hicieron varias preguntas al señor que estaba en el lugar, (andaban también el médico y la enfermera en la revisión), le indicaron lo que debía de hacer para tapar el hueco, y yo inmediatamente pensé en el agua estancada fuera de las casas, a mí lo que me preocupa es la cantidad de huecos con agua estancada que hay por todos lados, en muchos casos debido a la enorme cantidad de salideros de agua (que eso sería otro tema bien serio a analizar) que cuando quitan el suministro de agua queda el charco. Es urgente que se resuleva esta situación, y no es que no se hayan hecho esfuerzos en cuanto al tema de Acueducto y alcantarillados, pero la verdad, han sido insuficientes y lo demuestra la cantidad de agua que corre y la otra cantidad que está estancada. Ahora es el dengue, el Chikungunya y el zika, pero Dios sabe lo que puede venir luego.
Esquina José Miguel Gómez y Batería

Esquina Martí y Quintín Banderas
Villuendas esquina a General Benítez
Frente a la entrada del Mercado Agropecuario La Plaza. Calle José Miguel Gómez

Ah, y lo del titular, es por la cancioncita que ponen en la televisión cubana en un mensaje sobre la lucha contra el indeseable vector, que una voz canta... no me moleste mosquito, no me moleste mosquito...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si va a opinar, hágalo de manera respetuosa. No publico palabras ofensivas. Gracias