sábado, 2 de octubre de 2010

Niñas y niños... ¿un día para ellos?


Escuché decir esta mañana que mañana era el día internacional del niño, yo tenía entendido que es el 20 de noviembre, pero bueno, a lo que voy, realmente al escuchar esto, que con toda buena intención se instituyó por parte de la UNICEF, me quedé pensando si a los niños con un día les basta porque la verdad es que si tenemos en cuenta que ellos (los niños y las niñas) son la esperanza del mundo y de hecho el futuro del mundo es de ellos, creo que más que un día es preciso dedicarles la vida.


 Sí, porque hay tantas personas que traen sus hijos al mundo y luego los ven como una carga y no como una bendición.

Yo, que disfruto cada momento de mi vida como madre, no entiendo que alguien quiera deshacerse de sus hijos, aunque sea por un rato. Y qué decir de los que la empreden a insultos y amenazas por cualquier cosa.
Hace unos días fui testigo de una escena  que me afectó mucho y me hizo sentir impotente: una joven iba con un pequeño de unos tres años, al parecer lo había recogido del círculo o del lugar donde lo cuidan y no sé por qué -pues no escuché lo que el pequeño le dijo- ella le dio un golpe en la cabeza con la sombrilla que traía en la mano; por supuesto que el niño rompió a llorar e inmediatamente la joven dio otro golpe con la correspondiente amenaza: "te callas o te rompo la boca con la sombrilla". Al escucharla un grupo de jóvenes que estaban sentados en la acera comenzaron a insultarla, incluso con palabras bien fuertes, que en verdad creo las merecía. Y traigo esta anécdota pues para mí es algo ofensivo, abusivo, falto de ética, falto de amor, agredir a un niño o niña.

La violencia infantil, lamentablemente es algo común, y son muchos los padres y las madres que se creen que por traer un niño al mundo tienen derecho a pegarles, a humillarlos, a utlizarlos como sirvientes, a cuantos he visto que llegan y se sientan como grandes señores, y llaman "Danielito, tráeme las chancletas, tráeme agua, lleva esto para el cuarto, ve cómprame un cigarro"  y así una tras otra dan ódenes pues entienden que obediencia quiere decir que tienen que hacer lo que ellos digan y servirles en lo que pidan. Es una lástima.

Siempre se repite como consigna: Los niños nacen para sere felices. Y ¿qué hacemos los padres y madres para lograrlo?

Un niño por ser pequeño merece aun más consideración, amor y atención que cualquier otra persona. Además siempre piensa que él no te pidió nacer, si está en este mundo fue porque tú lo decidiste.

Entonces, creo que lo mejor es aprovechar esta fecha, o el 20 de noviembre, o el tercer domningo de julio como es aquí en Cuba, para recordar que los niños y las niñas tienen derechos que hay que respetar.

Yo por mi parte, disfruto cada instante junto a mi hija, es mi mayor tesoro, y no necesito un día para recordar que soy responsable por ella, pues si está en este mundo es por mí.


Termino con esta canción de Fanco de Vita, "No basta"  ( PINCHA PARA VER EL VIDEO) No basta. Franco de Vita

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si va a opinar, hágalo de manera respetuosa. No publico palabras ofensivas. Gracias