martes, 10 de noviembre de 2015

Entonces ¿hay bloqueo o no?



Hay tantas personas que aseguran que lo del bloqueo es un cuento, que me puse a investigar, para sacar, como dice el periodista Reinaldo Taladrí, mis propias conclusiones. Porque además, siempre me he preguntado,  ¿y si el bloqueo es una pantalla del gobierno cubano, por qué los Estados Unidos no lo eliminan, y dejan sin justificación a Cuba?
Buscando elementos supe que aunque el bloqueo fue decretado formalmente mediante Orden Ejecutiva del presidente John F. Kennedy el 3 de febrero de 1962, ya desde el mismo año 1959 el Gobierno de los Estados Unidos negó la concesión de un modesto crédito solicitado por Cuba para mantener la estabilidad de la moneda nacional. Desde ahí mismo empezó esto…
Su objetivo, está planteado en el Informe secreto del funcionario del Departamento de Estado, I. D. Mallory, desclasificado en 1991. En Department of State: Foreign Relations of United States, volume VI, 1991, p. 886. “(…) a través del desencanto y el desaliento basados en la insatisfacción y las dificultades económicas (…) negarle dinero y suministros a Cuba, para disminuir los salarios reales y monetarios, a fin de causar hambre, desesperación y el derrocamiento del gobierno (…)”.  Aquí no puedo escribir la expresión que vino a mi mente, por respeto a quienes leen, pero está de madre aceptar así, sin más ni más, que quieran matar de hambre al pueblo para que se vire contra el gobierno.

Y no solo de hambre, también obstaculizar el desarrollo de la salud pública y la alimentación. Por ejemplo, en la salud,  estas afectaciones se manifiestan de manera puntual en la necesidad de adquirir en mercados geográficamente alejados medicamentos,  reactivos,  piezas  de  repuesto para equipos de diagnóstico y tratamiento, instrumental, y otros insumos.
A ellos se suma el  tener  que recurrir  a  intermediarios,  incrementando  innecesariamente  los gastos en el sector, y demorando en ocasiones el tratamiento a los pacientes (Del Informe presentado por Cuba antela ONU este año 2015).
Leyendo el informe, es evidente que el Bloqueo es una realidad, lo que no quiere decir que sea el único problema que tenemos los cubanos y cubanas que vivimos en la isla. Acá hay otros problemas que van desde  el paternalismo de protección a dirigentes cuando se equivocan; los malos servicios que se prestan, no ya por la falta de materiales o productos, sino por la mala atención lo mismo en una unidad gastronómica que en una de salud;  la cantidad de personas que quieren vivir sin trabajar, y la falta de sentido de pertenencia que hace que a algunos les de lo mismo que las cosas se hagan o que no, y si se hacen, va igual que estén bien, regular o mal. Esas y otras tenemos que resolverlas y claro que sería más fácil si no existieran trabas para que el país adquiriera una mercancía, un producto.
Por eso, a todos nos llenó de alegría cuando el 17 de diciembre se anunció oficialmente el inicio de una etapa nueva para el establecimiento de relaciones entre los dos países. Pero, pónganse en el lugar de Cuba, es difícil que no podamos adquirir  prótesis  para  las  articulaciones  de  la  muñeca  y  mano en pacientes  con  artritis  reumatoide,  ya  que  el  mercado  de  este  tipo  de  prótesis  lo dominan  empresas  norteamericanas  como Small  Bone Innovation,  Inc (SBI) ; que el Centro  Internacional  de  Restauración  Neurológica (CIREN) no puede  comprar Toxina Botulínica  marca Botox directamente  a  los EE.UU. y para adquirirla tiene  que  comprarla mediante un  tercer  país,  operación que encarece el precio, de 200 a 500 dólares; o que el sector avícola cubano tenga una afectación de 23 mil dólares por no poder aplicar vacunas a los rebaños y evitar pérdidas producidas por la Enfermedad de  Gumboro,  en  tanto se  mantiene  la  prohibición  del gobierno  de EE.UU. a  los productores de vacunas, medicinas y kit de diagnóstico para la prevención y combate de enfermedades aviares, de realizar ventas directas a Cuba; etcétera, etcétera, etcétera. ¡Así, es complicado!, somos amigos o ¿qué?
En fin, ya tengo una conclusión, el bloqueo existe, es un hecho, y a mí, me gustaría ver qué pasa si algún día nos lo quitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Si va a opinar, hágalo de manera respetuosa. No publico palabras ofensivas. Gracias